Sigue estos trucos para aprovechar el espacio del baño

sigue estos trucos para aprovechar el espacio del banoEl cuarto de baño suele ser la habitación más pequeña de la casa. ¿Cuántas veces has tenido que compartir el cuarto de baño con tu pareja o con tu hermano?

Ese momento en el que acaba todo por el suelo, tirado por la mesa o colgando del espejo: la toalla, el papel, el cepillo, etc. porque no hay espacio para colocar todas vuestras cosas.

Muchas veces no es problema del tamaño de la habitación, sino de la disposición de sus elementos. Pequeñas dimensiones requieren de gran imaginación para decorar, consiguiendo una buena imagen a la vez que un espacio óptimo. Seguro que en tu baño tienes algún rincón olvidado, o un mueble al que podrías sacarle más partido. De hecho, colocar un mueble debajo del lavabo es una buena solución para guardar multitud de elementos, teniendo en cuenta que ese hueco sería inoperable de cualquier otra forma.

Pero añadir un armario extra no siempre es posible, seguramente porque no tienes dónde colocarlo. Si te ocurre algo así, te recomendamos instalar unas baldas (de madera, plástico o cristal) en la pared de tu baño, donde podrás colocar tus accesorios y, además, con el beneficio de poder tenerlos a mano sin tener que abrir ningún cajón. Un buen sitio para las baldas, si hay espacio, es entre el hueco que hay entre el espejo y el lavabo. Son especialmente útiles dentro de la ducha o bañera, donde puedes añadir una balda en la esquina para colocar ahí los botes de champú, gel, etc.

Escoger cajones que contengan departamentos interiores también es una buena opción para ahorrar espacio, ya que con el hueco que ocupa un cajón tendrás dos, aprovechando mucho mejor el espacio vertical y distribuyendo de forma más eficaz tus accesorios.

Las toallas ocupan un espacio especialmente grande si no sabes cómo colocarlas. Amontonarlas una encima de otra requiere de un mueble para guardarlas, por lo que es mejor colgarlas en un toallero, paralelas a la pared. Si no tienes, o no quieres hacerte con uno, puedes aprovechar el radiador para colgar de él las toallas.

Sin embargo, la mejor opción para un baño pequeño, si tienes la oportunidad de cambiarlo o empezarlo desde cero, es comprar muebles que se adapten a ese espacio. Las colecciones Swift y Smart, de Bannio, han sido creadas para cuartos de baño pequeños. Con una estética actual y un estilo totalmente funcional, sus muebles se adaptan a tus necesidades.

Recuerda: un espacio pequeño no está reñido con una buena estética.

http://www.banoyestilo .com