Consejos básicos para el uso saludable de los videojuegos

Para disfrutar de los video juegos con nuestros amigos y familiares comparto estos algunos consejos

Espacio de juego:

  • Ubicar la consola o el ordenador en un lugar común de la casa.
  • Promover videojuegos como espacios de relación.
  • Asegurar que el juego on-line se realice en un lugar seguro, por ejemplo invitando a los amigos a jugar en casa.

Duración del juego:

  • Comparar de forma conjunta el tiempo que usan para hacer las diferentes cosas (ver la televisión, hacer los deberes, etc.) y establecer prioridades y un equilibrio entre todas.
  • Hablar y pactar antes de jugar. Preguntar a qué hora tiene previsto acabar y así será más fácil conseguir un compromiso. Recordar que si está jugando no es el mejor momento para pactarlo, mejor hacerlo antes.
  • Tener en cuenta las horas necesarias de descanso (no es lo mismo jugar a las 6 de la tarde que a las 12 de la noche). Es recomendable descansar un mínimo de cinco minutos por hora y se pueden utilizar para ello alarmas o despertadores.

¿A qué se juega?

  • Hay que conocer sus gustos e intereses.
  • Informarse de los contenidos de los videojuegos mediante el etiquetado y la información que acompaña los juegos en la caja.
  • Elegir videojuegos adecuados para la edad y con la colaboración del adolescente. Si se les prohíbe, se puede producir el efecto contrario y además, no se fomenta la cultura del respeto, del diálogo y de la negociación.
  • Priorizar la compra o el acceso a videojuegos multiusuario, que propicien el juego compartido, con amigos o en familia.

¿Con quién se juega?

  • Jugar con ellos es una buena forma de compartir y aprender.
  • Procurar, como ya hemos comentado antes, que tengan videojuegos multiusuario.
  • Incentivar el juego en familia, al compartir emociones y opiniones ayuda a entender mejor el juego y poder ejercer una tarea educativa.
  • Hablar e interesarse por las personas con quienes juegan, sobre todo en el supuesto de que lo hagan a través del juego on-line.

¿Cómo se juega?

  • En un principio, seguir las recomendaciones de los fabricantes sobre cómo tienen que ser los espacios de juego: distancia de la pantalla, buena iluminación, posturas adecuadas, etc.
  • Por último, promover la capacidad del adolescente para saber gestionar su autonomía y su acceso a los videojuegos. Es preciso que cada actividad tenga su momento, su lugar y su valor para desarrollar el autocontrol del adolescente.

Fuente: www. cinteco. com