El Contrato de Arriendo y sus obligaciones

el contrato de arriendo y sus obligacionesContrato de Arriendo
La ley 675 de 2001 establece en su artículo 19, parágrafo 2, establece la posibilidad de hacer una explotación económica de los bienes comunes "siempre y cuando esta autorización no se extienda a la realización de negocios jurídicos que den lugar a la transferencia del derecho de dominio de los mismos."
Es claro que para ello se requiere la autorización de la asamblea y el cumplimiento de las disposiciones legales sobre el particular. El arrendamiento de bienes comunes no esenciales y que no sean de uso exclusivo es dable a la luz de lo señalado anteriormente, en el marco de los establecimientos de comercio, como lo señala el artículo 516 a 518 del Código de Comercio. El contrato de arrendamiento se define en el Código Civil como "un contrato en que las dos partes se obligan recíprocamente, la una a conceder el goce de una cosa, o a ejecutar una obra o prestar un servicio, y la otra a pagar por este goce, obra o servicio un precio determinado." El mismo Código señala que son susceptibles de arrendamiento todas las cosas corporales o incorporales, "que pueden usarse sin consumirse, excepto aquellas que a ley prohíbe arrendar, y los derechos estrictamente personales, como los de habitación y uso". Las obligaciones de cada una de las partes están previstas legalmente, así:

1. Obligaciones del arrendador:
a) A entregar al arrendatario la cosa arrendada;
b) A mantenerla en estado de servir para el fin a que sido arrendada;
c) A librar al arrendatario de toda turbación o embarazo en el goce de la cosa arrendada.

2. Obligaciones del arrendatario:
a) A usar la cosa en los términos previstos en el contrato;
b) A emplear en la conservación de la cosa el cuidado necesario;
c) A realizar las reparaciones locativas a cargo del arrendatario;
d) A responder por su culpa o la de sus ocupantes;
e) Al pago del precio o renta en los períodos estipulados;
f) A indemnizar en caso de incumplimiento en el contrato;
g) A restituir la cosa al final del arrendamiento