Funciones de la Asamblea General de Propietarios

funciones de la asamblea general de propietarios

La asamblea general de propietarios es el máximo órgano de dirección de la persona jurídica y está constituida por los propietarios de bienes privados, o sus representantes o delegados, reunidos con el quórum y las condiciones previstas en la ley 675 de 2001 y en el reglamento de la copropiedad.

Todos los propietarios de bienes privados que integran el inmueble tendrán derecho a participar en sus deliberaciones y a votar en ella. El voto de cada propietario equivaldrá al porcentaje del coeficiente de copropiedad del respectivo bien privado.

Las decisiones adoptadas de acuerdo con las normas legales y reglamentarias, son de obligatorio cumplimiento para todos los propietarios, inclusive para los ausentes o disidentes, para el Administrador y demás órganos, y en lo pertinente para los usuarios y ocupantes de la copropiedad.

Las funciones básicas de la Asamblea General de Propietarios:

1. Nombrar al administrador y a su suplente cuando fuere el caso, para períodos determinados y fijarle la remuneración -en los casos en que no exista Consejo de Administración artículo 50 Ley 675 o no se haya delegado esta función.

2. Aprobar o improbar los estados financieros y el presupuesto anual de ingresos y gastos que deberán someter a su consideración el Consejo de administración, en caso que lo hubiere, y el administrador.

3. Nombrar y remover libremente a los miembros del comité de convivencia para períodos de un año, en copropiedades de uso residencial.

4. Aprobar el presupuesto anual de la copropiedad y las cuotas de administración e incrementar el fondo de imprevistos cuando fuere del caso.

5. Elegir y remover a los miembros del consejo de administración y, cuando exista, al Revisor Fiscal y su suplente, para los períodos establecidos en el reglamento de propiedad horizontal.

6. Aprobar las reformas del reglamento de propiedad horizontal, contando con una mayoría calificada para ello.

7. Decidir la desafectación de bienes comunes no esenciales, y autorizar la venta o división, cuando fuere el caso, y decidir en caso de duda, sobre el carácter de esencial o no de un bien común.

8. Decidir la reconstrucción de la copropiedad, e conformidad con lo previsto en la Ley 675 de 2001.

9. Decidir, salvo en el caso que corresponda al consejo de administración, sobre la procedencia de sanciones por incumplimiento de las obligaciones previstas en el régimen de propiedad horizontal y en el reglamento de propiedad horizontal, con observancia del debido proceso y el derecho a la defensa consagrado en el respectivo reglamento de propiedad horizontal.

10. Aprobar la disolución y liquidación de la persona jurídica.

11. Otorgar autorización al administrador para realizar cualquier erogación con cargo al Fondo de Imprevistos de que trata la ley 675 de 2.001.

12. Las demás funciones fijadas por la ley, los decretos reglamentarios y el reglamento de propiedad horizontal respectivos.