La cuota de administración en los edificios residenciales

la cuota de administracion en los edificios residencialesGeneralmente nos preguntamos cuánto debemos pagar por cuotas de administración en los conjuntos o edificios y para ello debemos tener en cuenta lo siguiente.

Que exista una aprobación por parte de la Asamblea General de Copropietarios de un presupuesto donde se establezcan los gastos necesarios para la existencia, seguridad y conservación de los bienes comunes, es decir, los que son indispensables para el mantenimiento, reparación, reposición, reconstrucción y vigilancia de los bienes de la copropiedad. Las expensas para gastos diferentes a los necesarios deben aprobarse con el 70% de los coeficientes de copropiedad para que su cobro pueda ser de carácter obligatorio.

El valor de la cuota de administración se calcula según los coeficientes de copropiedad establecidos en el Reglamento de Propiedad Horizontal. Estos se determinan con base en el área privada construida de cada bien de dominio particular, con respecto al área total privada del edificio o conjunto. Es equivoco incluir las áreas privadas descubiertas para el cálculo de coeficientes y cobrar por este concepto.

En cuanto a las expensas comunes necesarias que han sido aprobadas en sesiones diferentes a la reunión ordinaria anual, es necesario recordar que si aquellas superan cuatro veces el monto de la expensa común mensual dentro del periodo presupuestal, deberán aprobarse mínimo con el 70% de los coeficientes de copropiedad.

Un error común es también creer que las cuotas de administración van ligadas a factores como el incremento del salario ó el IPC. Las expensas se determinan con relación al presupuesto de gastos, pudiendo ser incrementado o disminuido año a año.

Cuando aprobamos presupuestos que no están acordes con los gastos del Edificio, nos vemos en el dilema de deteriorar la copropiedad y por ende desvalorizar las inversiones que hemos realizado en nuestras áreas privadas. Una práctica buena es cuando en los edificios o conjuntos se realizan inversiones proyectadas para no dejar envejecer la copropiedad.

Es importante saber si el presupuesto es adecuado, si los coeficientes son los establecidos por ley y proyectar nuestras unidades residenciales hacia el futuro.

http://www.vanguardia .com