10 Consejos para después de la mudanza

La llegada al nuevo hogar tras la mudanza no es el final del camino. Aun falta ordenar todas tus pertenencias, determinar los espacios y sobre todo, convertir esa casa en hogar.

Lo primero de todo es mantener la calma. Sin duda, es normal sentirse desbordado cuando ves cajas y cajas por abrir, pero pronto verás cómo queda todo ordenado y en su lugar. Andá de a poco, disfrutando cada paso, porque de eso también se trata.

Te damos 10 consejos útiles para facilitarte la tarea:

1 – Colocar cada caja en el espacio correspondiente de la casa (por eso es tan importante realizar un buen itinerario previo)
2 – Desembalar todas tus pertenencias abriendo las cajas con especial cuidado. La idea es que nada se rompa.
3 – Si algo se hubiera roto durante el traslado no desesperes, el seguro de mudanza generalmente lo cubre. No dejes de hablar con la empresa de mudanza que contrataste para el servicio.
4 – Rearmar los muebles es una de las tareas más pesadas por la acumulación de cansancio que llevamos, pero ten en cuenta que no es preciso que lo hagas todo de inmediato. Lo recomendable es que armes lo esencial para tu comodidad: mesa, camas, etc. El resto de mobiliario irás acomodándolo de a poco. Mudarte te ofrece el servicio de armado y desarmado de muebles, además de un personal experto en este tipo de trabajo que te permitirá respirar y descansar antes de lo que tenías previsto.
5 – El armado y puesta en marcha de los objetos electrónicos es indispensable para regresar lo más rápido posible a la rutina. Por ese motivo te recomendamos guardar con especial cuidado los tornillos, tuercas y minúsculas piezas de todo lo que desarmes para el traslado.
7 – La ayuda de amigos o familiares en la puesta a punto de tu nueva casa, hará el trabajo más rápido y divertido.
8 - Es recomendable hacer la limpieza de tu nueva casa antes de armar todo, ya que te será mucho más fácil dejarla impecable en ese momento.
9 – Si quieres cambiar las cerraduras para quedarte mas tranquilo dado que no conocías al antiguo inquilino, te recomendamos hacerlo cuanto antes y seguir con más cosas.
10- Cuando hayas dejado todo tal como deseabas, antes de comenzar con la vida diaria, te invitamos a disfrutar de tu nuevo hogar y relajarte tras un arduo trabajo.