Consejos respecto de la mudanza y la comunidad de vecinos

consejos respecto de la mudanza y la comunidad de vecinosCuando la realices por tus medios, o contratando una empresa especializada, o por el término medio con la ayuda de amigos, una mudanza es una actividad agri-dulce, donde por un lado nos atrae la ilusión de un nuevo hogar, pero por otro nos acarrea un trabajo extraordinario que frecuentemente obviamos al considerar ese cambio de domicilio.

Si vives y/o vas a vivir a una comunidad de vecinos, estos son algunos consejos para realizar la mudanza reduciendo los problemas que nos podemos encontrar.

Consejos respecto de la mudanza y la comunidad de vecinos:

1. Quién se muda eres tú y tu familia, pero no tus vecinos; intenta reducir las molestias. Informa a tus vecinos que vas a realizar la mudanza, para que conozcan que durante unas horas la finca verá alterada su normal tranquilidad.

2. Si vas a realizar la mudanza con una empresa especializada, y tienes la posibilidad de utilizar una plataforma elevadora por la fachada, evitarás molestias a tus vecinos y, sobretodo, ocasionar daños al ascensor y otras zonas comunes muy habituales en el traslado de muebles.

3. El aparcamiento del vehículo de mudanza. Probablemente tu Ayuntamiento tiene previsto reservar un espacio para aparcar durante la mudanza.

4. Si el ascensor va a sufrir toda la mudanza, conviene que lo protejas lo mejor que puedas. Es preferible que esté “feo” dos días, y evitar que de un golpe se dañe. Recuerda no sobrepasar el peso máximo permitido, y procura no manipular los elementos de seguridad, ya que podrías provocar una avería. Proteger las esquinas de los muebles con cartones ayuda tanto al mueble como a las paredes del edificio, ya que será tu obligación reparar los daños que puedan ocasionarse a las zonas comunes durante la mudanza.

5. Busca la forma de que el portal no esté abierto innecesariamente. Si durante las horas que puede durar una mudanza, alguien se aprovecha de entrar impunemente en el apartamento, es evidente que tú serás el responsable.

6. La zona comunitaria no es de tu propiedad, así que evita utilizar el portal o la escalera para dejar tus muebles. Lo mejor es que de tu vivienda vayan directamente al vehículo con el que realizas la mudanza, utilizando la zona comunitaria exclusivamente para el paso de los muebles.

7. Deberás valorar las notificaciones de cambio de domicilio que convenga. No sobreentiendas que porque te hayan visto trasladando muebles, el administrador y el presidente se dan por notificados.