Como realizar el chequeo de tanques

como realizar el chequeo de tanquesChequeo de tanques inferiores o de bombeo:

• Los tanques deben mantener las tapas bien cerradas. Es preciso inspeccionar diariamente las tapas que dan acceso al interior del tanque, con el fin de prevenir que por deficiencias en su colocación o en su estado, o por presentar roturas o grietas, puedan penetrar allí aguas lluvias, aguas de alcantarillado o animales que deterioren la calidad del agua almacenada.

• Se deben inspeccionar periódicamente los tanques y recipientes de almacenamiento para detectar contaminaciones o daños.
• Se debe efectuar una limpieza general de los tanques de almacenamiento como mínimo cada seis meses.
• Es necesario evitar la circulación o parqueo de vehículos sobre las tapas para evitar la contaminación del agua potable con derrames de gasolina, aceites o agua de lavado de los vehículos.
• No debe permitirse que el agua de lavado de los pisos se derrame en los tanques o se represe cerca de ellos. En lo posible se debe evitar el uso de tapas de concreto.
• Se debe revisar regularmente y con detalle el funcionamiento de las válvulas o las compuertas de entrada y salida, cerrando ligeramente cada unidad para comprobar que no se encuentran pegadas o trabadas.
• Se debe comprobar que no haya grietas o humedades en las partes visibles de la estructura del tanque. Igualmente es importante verificar que no se estén presentando afloramientos de agua en las partes bajas de los alrededores del tanque por causas no conocidas, cerciorándose de que no hay reboses, filtraciones o grietas.
• Es necesario identificar la presencia de formaciones mohosas en las superficies visibles del tanque, bien sea externas o internas. Si esto sucede deberán removerse de inmediato.
Chequeo de tanques superiores o de reserva:

• En los edificios con tanques en la terraza, se debe mantener limpio el desagüe de la misma para evitar la penetración de agua lluvia contaminada con residuos acumulados en su superficie.
• Los tanques deben estar bien tapados para evitar que el agua se contamine con polvo, insectos, excrementos de aves y en general con cualquier material extraño.
• Se debe verificar que el nivel del agua esté más o menos 15 ó 20 cm por debajo del flotador; de esta forma se evitarán los reboses de agua.
• Es necesario revisar que las válvulas y dispositivos de control de las tuberías de entrada y salida funcionen correctamente.
• Debe evitarse que la tubería de rebose esté conectada a la red de alcantarillado; de esta manera se pondrán detectar fácilmente los daños o reboses de los tanques.
• Se debe comprobar que no existan filtraciones a través de las paredes del tanque o pérdidas de agua por las tuberías de rebose.
 
Chequeo nocturno:

Debido a que la presión del agua es mayor en las horas de la noche, se debe verificar que los tanques no presenten reboses y que las válvulas de salida (o flotador) estén funcionando correctamente. Se recomienda colocar un sistema de alarma o monitoreo directamente a la portería.