Ahorrar luz en Comunidades de Propietarios

ahorrar luz en comunidades de propietariosActualmente el uso de la electricidad es fundamental para realizar gran parte de nuestras actividades; gracias a este tipo de energía tenemos una mejor calidad de vida.


Con tan solo oprimir botones obtenemos luz, calor, frío, imagen o sonido. Su uso es indispensable y difícilmente nos detenemos a pensar acerca de su importancia y de los beneficios al utilizarla eficientemente.

El ahorro de energía eléctrica es un elemento fundamental para el aprovechamiento de los recursos energéticos; ahorrar equivale a disminuir el consumo de combustibles en la generación de electricidad evitando también la emisión de gases contaminantes hacia la atmósfera.

1. Tipos de luminaria

- Bombillas de bajo consumo. Utilízalas en la medida de lo posible puesto que consumen entre un 75 y un 80% menos que las convencionales a pesar de que su coste sea más caro. Además, duran hasta 8 veces más que las lámparas convencionales. ¡Amortización asegurada!

- Tubos fluorescentes. Si usas esta iluminación en el interior del portal, es preferible que los tubos tengan balastos electrónicos en lugar de balastos electromagnéticos. Así conseguirás ahorros energéticos del 25% y eliminan el ruido de la lámpara y el molesto parpadeo del encendido.

- Limpia, limpia, limpia. Una de Perogrullo: la limpieza es fundamental. ¿Sabías que el polvo acumulado puede restar hasta en un 10% la iluminación de un vestíbulo? Así que ya sabes, no olvides limpiar de vez cuando las luminarias de tu comunidad.

2. Iluminación por espacios

- Colores claros. Puede parece una tontería, pero no lo es. Es aconsejable los colores de las paredes y techos de las zonas comunes sean claros. Reflectarán mucho mejor la luz y ahorrarán energía.

- Sectorización. ¿Por qué encender todas las luces del portal si no llegaremos, por ejemplo, más allá de la segunda planta? La mejor manera de evitar malgastar es sectorizar el alumbrado de forma que se enciendan las luces cercanas al pulsador de la luz.

- Detectores de presencia. En las zonas de paso, especialmente en escaleras y vestíbulos, la mejor opción pasa por instalar temporizadores o, sobre todo, detectores de presencia. A través de éstos últimos, la luz únicamente se accionará cuando haya personas, apagándose automáticamente cuando éstas se hayan marchado.